ISLANDIA (III)


15 días, 4.000 km, 384 observaciones de 70 especies de animales salvajes: 65 especies de aves, 4 mamíferos marinos y uno terrestre.


21 de julio, Cascadas en el P. N. Skaftafell, playas y aves en Vik

 
Seljalandsfoss

Cascada de Seljalandsfoss (63°36'55.83"N / 19°59'17.07"O)

Ese día cambiamos de alojamiento, tras recoger y cargar el coche iniciamos camino hacia esta cascada que tiene como peculiaridad que se puede pasar por detrás, por un fangoso sendero donde es recomendable llevar un buen impermeable y cuidar la óptica. 

Skógafoss
 
Catarata de Skógafoss (63°31'58.01"N / 19°30'41.52"O)

Esta cascada es impresionante por la enorme cortina de agua que se precipita, caminando te puedes acercar al pie de la cortina de agua pero es imprescindible llevar un impermeable de primera, tambíen existe la posibilidad de subir a lo alto de la cascada por una escalinata, desde ella pudimos ver varios ejemplares de Fulmar boreal (Fulmarus glacialis) que tienen sus nidos en repisas pegadas al chorro de agua, la vista desde arriba vale la pena.

Skógafoss




Acantilados de Dyrhólaey, colonias de aves marinas (63°24'13.73"N / 19° 6'12.83"O)

Dyrhólaey

Esta zona es muy recomendable pero está cerrada de mayo a junio para garantizar la tranquilidad de la colonia de aves marinas que hay en estos acantilados de lava negra. En julio todavía se veían pollos y adultos entrando con ceba de Fulmar boreal (Fulmarus glacialis), de Frailecillo atlántico (Fratercula arctica) y de Gaviota tridáctila (Rissa tridactyla). Hice un recorrido pausado y encontré una pequeña una playa donde yacía el cadáver reciente de un Calderón común (Globicephala melas) que picaba con desgana un Ostrero euroasiático (Haematopus ostralegus) para atrapar algún insecto.


Calderón común (Globicephala melas) y  Ostrero euroasiático (Haematopus ostralegus)

En el mar volaban grupos de Charrán ártico (Sterna paradisaea), de Gavión atlántico (Larus marinus), de Gaviota argéntea (Larus argentatus), de Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) y de Págalo grande (Stercorarius skua), nadando se veían grupos de Arao aliblanco (Cepphus grylle), Arao común (Uria aalge) y Eider común (Somateria mollissima). 

Frailecillo atlántico (Fratercula arctica)


Seguimos el sendero dirección oeste hacía la peña donde está el faro de Dyrhólaey y el  fotogénico arco de piedra sobre el mar. En estos páramos abundaba el Bisbita pratense (Anthus pratensis) y ví la única Paloma bravía (Columba livia livia) de todo el viaje. Me llamó la atención el reclamo alarma de un valiente Zarapito trinador (Numenius phaeopus) que perseguía a dos Págalo parásito (Stercorarius parasiticus) uno con plumaje claro y otro con morfo oscuro para alejarlos de su nido, una vez más tranquilos se dejaron acercar para hacer algunas fotos.

Págalo parásito (Stercorarius parasiticus)


Págalo parásito, Arctic Skua, Kjói (Stercorarius parasiticus)

El págalo parásito se alimenta de insectos, huevos y aves, persiguen a otras aves marinas para robarles las cebas que llevan a sus nidos. En Islandia están protegidos y no se pueden cazar excepto cuando entran en las colonias gestionadas de Eider ya que los pollos de esta anátida son una de sus principales presas, se estima que hay 4.000 parejas reproductoras.

Zarapito trinador (Numenius phaeopus)


Es una especie migratoria que llega a sus áreas de reproducción a principios de junio y suelen ocupar el mismo nido del año anterior, los hacen en pequeños montículos, en la tundra, que tengan buena vista y una pequeña depresión en lo alto. Hacen la puesta a principios de julio y ambos padres incuban los huevos (1-2) durante 26 días. Poco después de la eclosión, los polluelos abandonan el nido y permanecen en compañía de sus progenitores unas 5 semanas más. Se marchan en agosto y volarán hasta 14.000 kilómetros para llegar a sus zonas de invernada en ambas costas del tercio inferior del Atlántico, en el hemisferio sur, Uruguay, Argentina, Namibia y Sudáfrica.

Reynisfjall


Acantilado de Reynisfjall (63°24'12.25"N / 19° 2'29.53"O)

Una carretera señalizada nos acercó a la preciosa playa de arenas negras Reynisfjara que forma un cordón de arenas que separa una albufera interior del mar y llega hasta los acantilados de Dyrhólaey.

Reynishverfi y cueva de Hálsanefshellir


Por si no fuera suficiente al este la playa acaba en un gran acantilado, el Reynisfjall que tiene un máximo de 340 metros de altura y en parte está formado por enormes columnas basálticas (Reynishverfi) que alcanzan hasta 66 metros de altura y una gran cueva llamada Hálsanefshellir. 

En el mar hay unas afiladas agujas de piedra negra, llamadas Reynisdrangur que son conocidas como los tres trolls, la mayor de ellas se eleva hasta 66 metros del mar, la leyenda cuenta que son los tres mástiles de un barco que arrastraron unos trolls a la costa pero se hizo de día y se convirtieron en estos pináculos de piedra.

Reynisdrangur


En el Reynisfjall hay una numerosa colonia cría de Fulmar boreal (Fulmarus glacialis), de Frailecillo atlántico (Fratercula arctica) y de Gaviota tridáctila (Rissa tridactyla)Toda esta zona tiene topónimos que empiezan por Reynir porque este era el nombre del primer colono que se estableció en estas tierras. 

Páramos y campos del Brú Guesthouse.


Regresamos a nuestro siguiente alojamiento el Brú Guesthouse, cercano a la localidad de Hvolsvöllur, la habitaciones eran unos minimalistas cubos de madera separados entres sí y alineados siguiendo una pista con vistas a los llanos aluviales, estaban rodeados de campos para pasto ya segados donde se concentraban grupos de Archibebe común (Tringa totanus), Ostrero euroasiático (Haematopus ostralegus), Zarapito trinador (Numenius phaeopus) y Chorlito dorado europeo (Pluvialiis apricaria).

Laguna glacial de Jökulsárlón


22 de julio, lagunas glaciares de Fjallsárlón y Jökulsárlón.

Preparamos el viaje muy tarde no pude encontrar ningún alojamiento a precio razonable en el este de la isla, lo más cercano del oriente islandés que encontré fue el Brú Guesthouse y ya era demasiado caro y quedaba a muy lejos de las lagunas glaciares pero estas lagunas es algo que no debe perderse ningún viajero esa mañana dedicamos casi cuatro horas de coche para poder llegar. En Islandia no se puede pasar de 90 km/h y hay muchos radares lo que ralentiza los desplazamientos pero los soberbios paisajes que atravesamos consiguieron que el trayecto no se hiciera pesado.

Laguna glacial de Jökulsárlón

Laguna glaciar de Jökulsárlón. (64° 2'56.60"N / 16°11'0.06"O)

Llegamos a medio día y encontramos una luz clara, tamizada por algunas nubes, nos quedamos inmóviles y en silencio un buen rato admirando uno de los lugares más bellos del planeta. Delante nuestro teníamos la lengua glaciar enorme llamada Breiðamerkurjökull, es una de las varias que se descuelgan de Vatnajökull, el glaciar más grande de Europa

Breiðamerkurjökull muere en la laguna Jökulsárlón, allí se desgajan enormes bloques de hielo que flotan como pequeños icebergs en las tranquilas aguas, poco a poco la corriente los empuja a un corto canal que separa la laguna de una playa de arenas negras. Todo esto forma parte del Parque Nacional Vatnajökull, que también es el más grande de Europa Occidental. Después de hacer mil fotos me di cuenta que había mucha vida a parte de los turistas que aunque eran numerosos no llegaron a parecerme excesivos.

Foca común (Phoca vitulina)


Lo primero que observé fueron algunas gaviotas que descansaban en lo alto de un iceberg Gavión atlántico (Larus marinus) y Gaviota argéntea (Larus argentatus). En las orillas revoloteaban algunos ejemplares de Charrán ártico (Sterna paradisaea). En la laguna había algún Eider común (Somateria mollissima) y en el canal una Foca común (Phoca vitulina) creaba algo agitación en los visitantes cada vez que salía a respirar.

Hembra adulta de Escribano nival (Plectrophenax nivalis)


En las orillas casi entre los pies de los turistas que esperaban que asomara la cabeza la foca y que solo miraban a través del visor de sus cámaras o de sus móviles había dos grupos familiares de Escribano nival (Plectrophenax nivalis), los pollos volanderos casi se dejaban pisar mientras los adultos se multiplicaban para intentaban alejarlos a un lugar más seguro.

Págalo grande (Stercorarius skua)


En la carretera nº1, la Ring Road, atravesando el canal de desagüe del glaciar, dirección oeste, hay unas lomas elevadas que permiten cambiar la perspectiva de la laguna Jökulsárlón, había muy pocos turistas eso me permitió encontrar más especies como el Págalo parásito (Stercorarius parasiticus) y un Págalo grande (Stercorarius skua) y un Cormorán grande (Phalacrocorax carbo).

Barnacla cariblanca (Branta leucopsis)


Barnacla cariblanca, Barnacle Goose, Helsingi, (Branta leucopsis)

En un prado junto al parking de autobuses encontramos un grupo de 121 Barnacla cariblanca (Branta leucopsis) la mitad eran pollos de todas las edades, había desde pequeñas bolas de plumón marrón con patas largas a jóvenes más grandes que ya tenían el plumaje juvenil completo. La metapoblación que se reproduce en Groenlandia está estimada en unos 80.000 individuos, una pequeña parte de estos de entre 600 y 700 ejemplares empezaron a quedarse a criar en el sureste de Islandia, la primera reproducción conocida se documentó en 1964 y en 1988 empezaron a criar en la laguna de Jökulsárlón. 

Las barnaclas son monógamas, hacen sus nidos en solitario o en pequeñas colonias en la tundra, para evitar al zorro ártico eligen repisas en lo alto de acantilados próximos al mar pero allí los pollos no pueden alimentarse, con solo tres días de vida los padres llaman a los pollos desde el pie del acantilado y estos no tienen más opción que saltar y caer rodando, gracias a su poco peso y al espeso plumón la mayoría logran salir ilesosy seguir a sus padres que los guían a zonas pantanosas donde encuentran el pasto del que se alimentan por sí mismo vigilados de cerca por sus padres. 



Pollo pequeño de Barnacla cariblanca (Branta leucopsis)



En los lugares de invernada consumen pasto, tallos, hojas, vegetación acuática y cultivos agrícolas, pero en la tundra saben aprovechar más de 50 especies de plantas según un estudio de la dieta realizado en las islas Svalbard. Sus enemigos son los zorros árticos que roban huevos y aprovechan los pollos heridos o muertos al pie de los cortados y el halcón gerifalte que llega a matar pollos y jóvenes. 

Las barnaclas de Groenlandia e Islandia invernan en el oeste de Escocia e Irlanda, llegan a sus localidades de cría en abril-mayo, suelen regresar al mismo lugar cada año. A finales de agosto y en septiembre emprenden el viaje migratorio y las aves procedentes de Groenlandia tienen por costumbre descansar un mes en Islandia antes de proseguir su viaje al sur. 

Pollo y adulto de Barnacla cariblanca (Branta leucopsis)


Algunas de ellas estaban anilladas, estoy en espera de recibir el historial de tres adultos que llevaban una anilla de PVC azul en la pata izquierda, con dígitos blancos que leídos de abajo a arriba eran ZL, ZU y YF.

Laguna glaciar de Fjallsárlón


Laguna Fjallsárlón (64° 1'1.83"N / 16°22'37.43"O)

De regreso, siguiendo la Ring Road dirección oeste en 10 kilómetros sale un desvío a otra laguna con icebergs donde muere la lengua glaciar Fjalljökull, tiene la ventaja de estar mucho menos frecuentada que la laguna de Jökulsárlón. Allí vimos más Págalo parásito (Stercorarius parasiticus). De vuelta a la Ring Road dirección Reykjavik en una pequeña laguna junto a la carretera encontré un adulto de Colimbo chico (Gavia stellata) acompañado de un pequeño pollo.

Colimbo chico (Gavia stellata)







Colimbo chico, Red-throated Diver, Lómur (Gavia stellata)

Es un reproductor común en Islandia donde se estima que hay una población de entre  1.000 y 2.000 parejas. Algunos de los mejores lugares para observarlos en Islandia son la reserva Flói (carretera 34), en Mýrar (carretera 537) en el oeste de Islandia (carretera 540), en Hérað en el este de Islandia (carretera 94) y en Öræfi (a lo largo de la carretera 1).


En invierno es común en las costas sur y del sudoeste, en pleno invierno es frecuente en los puertos de Reykjavík y Hafnarfjörður. Se alimentan básicamente de Capelán (Mallotus villosus) y de diversas especies de bacalao. Es muy sensible a la presencia del zorro ártico que tiene predilección por sus crías y huevos.


Cascada de Basalto de Svartifoss (64° 0'47.72"N / 16°58'13.32"O)


Cascada de Basalto de Svartifoss

Antes de llegar al alojamiento hicimos una pequeña ruta por los bosques de abedul que llevan a un pequeño salto de agua que tiene la peculiaridad que se precipita por una pared de columnas de basalto, allí observamos Cuervo grande (Corvus corax), Lavandera blanca (Motacilla alba) y Zorzal alirrojo (Turdus iliacus).





Texto Rafa Muñoz, fotos Aitana Muñoz, Mar Muñoz y Rafa Muñoz.