ISLANDIA (IV)

15 días, 4.000 km, 384 observaciones de 70 especies de animales salvajes: 65 especies de aves, 4 mamíferos marinos y uno terrestre.


23 de julio, Secret Lagoon y el avión abandonado.


Campos de Hvolsvöllur (63°39'58.23"N / 20° 2'42.69"O)

Campos de Hvolsvöllur


A primera hora realicé un paseo por los campos de pasto y los páramos que estaban junto a nuestro alojamiento, el Brú Guesthouse, observé un total de 15 especies; Agachadiza común (Gallinago gallinago)Archibebe común (Tringa totanus), Bisbita pratense (Anthus pratensis), Charrán ártico (Sterna paradisaea), Chorlito dorado europeo (Pluvialiis apricaria), Cisne cantor (Cygnus cygnus), Correlimos común (Calidris alpina), Cuervo grande (Corvus corax), Gaviota argéntea (Larus argentatus).

Agachadiza común (Gallinago gallinago)


Además de Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus), Lavandera blanca (Motacilla alba), Ostrero euroasiático (Haematopus ostralegus), Págalo parásito (Stercorarius parasiticus), Serreta mediana (Mergus serrator), Zarapito trinador (Numenius phaeopus) y Zorzal alirrojo (Turdus iliacus). Todas ellas estaban criando o buscaban alimento en estas zonas llanas próximas al mar.

Correlimos común (Calidris alpina)

Secret Lagoon, Flúðir (64° 8'12.03"N / 20°18'25.99"O)

Secret Lagoon

Después de los más de 500 kilómetros que hicimos el día anterior tocaba una jornada de descanso, además amaneció lluvioso por lo que decidimos ir a unos baños termales para pasar la mañana. Mucho más económico que la Blue Lagoon están estas piscinas que tienen alrededor una zona con pequeñas fumarolas, charcos de fango hirviendo y hasta un pequeño géiser, son las piscinas termales más antiguas de Islandia. Se construyeron en 1891, en un principio las utilizaban los paisanos para lavar la ropa hasta que a alguien se le ocurrió darse un baño, en los alrededores hay invernaderos que se calientan con las aguas termales y producen todo el año las verduras que son muy valoradas por los islandeses.

Secret Lagoon


Avión abandonado de la US Navy DC-3 (63°27'33.55"N / 19°21'50.86"O)

Antes de llegar a Vik junto a la Ring Road hay un parking (63°29'26.55"N / 19°22'6.65"O), desde allí tras caminar 3,7 kilómetros por un campo de lavas negras que solo las primeras plantas empiezan a colonizar se llega a los restos de un avión Douglas Super DC-3 de la marina norteamericana que en 1973 hizo un aterrizaje de emergencia muy cerca de la playa de Sólheimasandur.

Douglas Super DC-3 de la US Navy


Todos los tripulantes sobrevivieron, hicieron el aterrizaje de emergencia porque el piloto pensó que se quedaba sin combustible pero en realidad consultó la lectura de un deposito equivocado. Es una visita muy recomendable, el contraste de los restos de un avión blanco sobre un paraje yermo de arenas negras lo convierten en un lugar ideal para cualquier fotógrafo. En la zona solo vi una pareja de Págalo parásito (Stercorarius parasiticus). En Google Earth se ve perfectamente el fuselaje si pones las coordenadas de esta entrada.

Campo de lava y US Navy DC-3




24 de julio, las Tierras Altas

Carretera 35 atraviesa las Tierras Altas

Como no encontramos alojamiento en el este de Islandia para ir al norte de la isla teníamos 3 opciones, atravesar la isla por la Ring Road dirección este y hacer 700 kilómetros, cruzar la isla por la Ring Road dirección oeste y conducir 600 kilómetros o lanzarnos a la aventura de ir por el centro de Islandia y cruzar las Tierras Altas por una pista de grava de 150 km y hacer otros 100 kilómetros más antes de llegar a nuestro siguiente alojamiento.

Hofsjökull


Las Carreteras en Islandia

En Islandia no hay ninguna autopista, hay cinco tipos de carreteras:

Suzuki Vitara en las Tierras Altas


1- La Ring Road, es una carretera circular que tiene 1.340 kilómetros, rodea toda la isla y está prácticamente asfaltada en su totalidad. Suele tener buen firme pero no tiene arcén, el límite máximo de velocidad es de 90 km/h. Hay tener cuidado porque atraviesa muchos puentes por los que solo cabe un coche.

2- Las Carreteras primarias, suelen estar asfaltadas pero son muy estrechas. El límite de velocidad en estas carreteras es de 80 km/h.

3- Carreteras primarias de grava compacta, son anchas y cuentan con un amplio carril para cada sentido de la circulación, están delimitadas con hitos amarillos o con piedras. Tienen un límite de velocidad de 80 km/h pero a más velocidad hay más peligro de recibir impactos de piedras que levanten los vehículos con los que te cruzas. Las empresas de alquiler de coches que de por sí son las más caras del mundo intentan vender un seguro específico para cubrir estos impactos, si no lo contratas te mirarán con lupa el coche cuando lo entregues en busca de algún impacto nuevo. El firme es irregular, cambia de tipo de con frecuencia y de repente, puedes pasar de un perfecto asfaltado a un firme de grava prensada y de repente pueden aparecer baches más parecidos a un cráter pero se permite circular cualquier tipo de vehículo, en invierno suelen ser transitables.

Páramos de las Tierras Altas


4- Carreteras secundarias, son pistas de grava con todo tipo baches, hoyos, charcos, piedras sueltas de todos los tamaños, para atravesar los ríos más caudalosos hay puentes. Están balizadas para marcar el trazado pero en invierno suelen quedar intransitables. El límite máximo de velocidad es de 50 km/h y se recomienda el uso de vehículo 4×4 para circular por ellas.

5- Carretera F, solo se permite circular a vehículos 4x4 porque además de tener firme muy deficiente estas pistas obligan a atravesar todo tipo de ríos, algo bastante peligroso si no se tiene experiencia y si no se conoce las particularidades concretas de cada zona.

Nosotros decidimos atravesar las Tierras Altas por la carretera secundaria 35 dirección norte, fue toda una experiencia atravesar casi 200 kilómetros de tierras salvajes, casi sin vegetación, con las montañas llenas de nieve en julio, salpicadas de enormes ríos y lagos, sin gasolineras y casi sin ninguna construcción humana. No es una carretera tipo F pero el estado bacheado de la pista, los grandes charcos y las enormes piedras obligaban a circular en primera marcha los peores tramos y en ningún momento puedes pasar de los 50 km/h.

Campos de musgos en las Tierras Altas


Las tierras altas.

Describir las tierras altas es un reto, es un desierto volcánico que está entre 400 y 500 msnm, las escasas pistas que lo atraviesan solo están transitables de junio a agosto. La "carretera" 35 se abre camino por un valle delimitado por dos grandes macizos, al oeste está el glaciar Langjökull que es el segundo más grande de Islandia y tiene una superficie de unos 900 km² que se reducen año tras año por el calentamiento global.

Al este teníamos el glaciar Hofsjökull que es el tercero más grande de Islandia, bajo sus hielos que reinan sobre una superficie de 925 km² hay un volcán subglacial activo que mide 1.765 m en su cumbre y que recibe el mismo nombre que el glaciar. Es un volcán de tipo escudo por que al derramarse lavas muy líquidas se van solidificando unas encima de otra crean un cono volcánico muy ancho y achatado, similar la forma de un escudo.


Pato arlequín (Histrionicus histrionicus)
En el valle que tiene una anchura variable hay mucha variedad de suelos, atravesamos franjas de terrenos arenosos donde crecía alguna gramínea, otras zonas son muy pedregosas y están casi totalmente desprovistos de vegetación, en algunos lugares resguardados empiezan a arraigar algunas plantas herbáceas, en otras son los musgos los que dominan llegando a forrar las lavas, no hay que olvidar que estas tierras están siete meses enterradas bajo varios metros de nieve, en verano hay mucha agua que evacuar por lo que la pista atraviesa muchas ramblas, arroyos o grandes ríos de aguas bravas, en las zonas llanas hay enormes lagos.

Llanos de gravas en las Tierras Altas


Entre la poca vegetación que soporta esta dura tierra, por destacar algunas especies citar la presencia de cojines floridos de Silene acaulis, de pequeñas flores blancas de  Cerastium alpinum, cerca de los arroyos crecían pies de Cerastium fontanum, o de Arabidopsis petraea. Hay alguna Leguminosa crece en las zonas de gravas como el Galium normanii. Otra de las especies singulares es el árbol más bajo del mundo el Sauce enano alpino Salix herbacea o el Salix lanata, había mínimos pies de Omalotheca supina, Sibbaldia procumbens, de brezo de montaña Harrimanella hypnoides, Epilobium anagallidifolium o de herbáceas como el Carex lachenalii y el tomillo ártico Thymus praecox ssp. Arcticus.


Laguna de Sandvatn (64°24'11.14"N / 20° 2'51.44"O)

Nada más entrar en la carretera secundaria 35, cuando estábamos cerca de este lago vimos un numeroso grupo de Escribano nival (Plectrophenax nivalis).


Lago Hvítárvatn y río glaciar Hvitá (64°32'25.43"N / 19°46'15.26"O)

Río glaciar Hvitá


La carretera 35 atraviesa por un puente de madera el caudaloso río de aguas bravas Hvitá (río blanco) que nace el lago Hvítárvatn muy cerca de allí, después de recorrer 40 kilómetros dirección sur y se precipita en la cascada de Gullfoss. Desde lo alto del puente observé un Colimbo grande (Gavia immer) y tres Pato arlequín (Histrionicus histrionicus) dos hembras y un macho.

Colimbo grande (Gavia immer)


Colimbo grande, Great Northern Diver, Himbrimi (Gavia immer)

Esta es una especie que necesita defender un amplio territorio de otras parejas para garantizarse un suministro de peces medianos con el que poder alimentar a su prole, por ello se reproducen en grandes lagos. Como son muy torpes caminando en tierra construyen su nido en la orilla para acceder directamente del agua al nido sin tener que andar. Junto con el pato arlequín y el porrón islándico son especies de origen norteamericano, el único lugar europeo en el que se reproduce el colimbo grande es Islandia. Son migrantes parciales, algunos permanecen en el mar alrededor de Islandia todo el invierno. Las aves reproductoras regresan a sus zonas de nidificación tan pronto como el hielo se ha derretido y deja aguas libres, generalmente es de mediados de abril en adelante. Se estima que en Islandia nidifican unas 300 parejas.


Zona geotermal de Hveravellir (64°51'56.08"N / 19°33'5.01"O)

Fumarola en Hveravellir


A 650 msnm en medio de un sobrio paisaje yermo, en el centro de las Tierras Altas, al abrigo de una loma hay un campo geotermal con fumarolas, charcas azuladas de aguas y fangos hirvientes. Como es costumbre hay un sistema de pasarelas de madera que permite visitarlo sin que se derritan las suelas de las botas. Hay una pequeña piscina donde por un lado hay una tubería con agua caliente a 90°C y otra de agua fría que permite regular la temperatura de la balsa haciendo que oscile entre los 18,6°C y los 39,3°C, hay llevar cuidado donde te sientas pero lo es mejor de todo es que no cobran nada por utilizarla. 

Aguas hirvientes en Hveravellir


Si viajas con tiempo es muy recomendable pasear por Kjalhraun, es un campo de lava junto a la zona geotermal, está lleno de formas sorprendentes y de grietas humeantes, en este lugar con algo de suerte se puede ver zorro ártico. 

Un poco de historia, en este lejano oasis vivieron escondidos Fjalla y Eyvindur que eran una pareja de proscritos que llegaron huyendo en 1760 y sobrevivieron 20 años en medio de este desierto gélido gracias a esta zona geotermal.

Hveravellir


Al atardecer llegamos a nuestro siguiente alojamiento el hotel Sveinbjarnargerdi que cerca de la segunda ciudad más grande de Islandia, Akureyri.





Texto Rafa Muñoz, fotos Aitana Muñoz, Mar Muñoz y Rafa Muñoz.