22 de maig 2017

SIN PRIMAVERA EN VARANGER

Cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis)

Por segunda vez viajamos al norte de Finlandia y al Este de Noruega, en 2016 nos encontramos una primavera muy avanzada a finales de mayo y principios de junio por tanto para el 2017 decidimos adelantar el viaje a primeros de mayo para intentar observar las especies que no localizamos el año anterior.

Eider chico (Polysticta stelleri)

Salimos la madrugada del 8 de mayo desde Alicante con la compañía Finnair, primero vuelo a Helsinki y de allí trasbordo a Ivalo que es el aeropuerto más al norte de Finlandia. Por la tarde aterrizamos y recogimos el coche que teníamos reservado con HERTZ un Volkswagen Station Wagon que se mostró amplio y seguro para una conducción con condiciones extremas ya que nos recibió una Laponia gélida, con cielos gris plomizo y con un par de metros de nieve. 

Gavión atlántico (Larus marinus)

Las previsiones meteorológicas para los primeros días no fallaron y los 3 días siguientes tuvimos entre -4 y -1 grados, con precipitaciones de nieve persistentes pero muy pronto perdimos el miedo al comprobar que conducir con estas condiciones era bastante fácil y seguro gracias a los neumáticos de invierno.

Gaviota tridáctila (Rissa tridactyla)

Barco pesquero entrando al puerto de Vardø

El 9 de mayo salimos por la E75 dirección norte con destino a Vardø, en Noruega, teníamos todo el día para completar los 366 km que nos separaban de nuestro próximo alojamiento. La primera parada la realizamos para descubrir en el único sitio con aguas libres en todo el lago helado de Inari que tiene una superficie de 1.040,28 km² una pareja de Porrón osculado (Bucephala clangula) y 5 machos de Serreta grande (Mergus merganser).

Pardillo norteño (Acanthis flammea flammea)

La siguiente parada la hicimos en el restaurante de carretera Neljän Tuulen Tupa que tiene unos concurridos comederos para aves. Estaba cerrado por vacaciones pero eso y una luz mortecina no nos impidió observar Camachuelo común (Pyrrhula pyrrhula), varios Camachuelo picogrueso (Pinicola enucleator), un Carbonero sibilino (Poecile montanus) y 7 pardillo norteño (Acanthis flammea flammea) entre otras especies más comunes.

Cisne cantor (Cygnus cygnus)

Antes de llegar a la frontera un paisaje todo blanco con cielos plomizos nos permitió observar varios grupos de Escribano nival (Plectrophenax nivalis) y en las pocas aguas sin congelar del río que alimenta el lago Mantojärvi vimos más Porrón osculado (Bucephala clangula), Serreta grande (Mergus merganser) y una pareja de Cisne cantor (Cygnus cygnus) que esperaban el deshielo para empezar su reproducción.

Ánsar común (Anser anser)

Ya en Noruega llegamos al fiordo de Varanger y paramos en Nyborg para observar un nutrido grupo de ánsares, la mayoría eran Ánsar común (Anser anser), también había 5 parejas de Ánsar campestre (Anser fabalis) y nos llevamos una buena sorpresa al encontrar un Ánsar piquicorto (Anser brachyrhinchus).

Detalle de neumático de invierno

Alca común (Alca torda) 

El paisaje seguía igual, todo blanco hasta casi la orilla del mar y por ello al parar en la iglesia de Nesseby nos encontramos con la laguna donde suele haber falaropo totalmente helada y por tanto sin ningún bicho. En la orilla además de gaviotas y ostreros observamos mucho Correlimos oscuro (Calidris marítima) que prácticamente sería el único limícola que observamos en todo el viaje. 

Correlimos oscuro (Calidris marítima)

En el mar añadimos grupos de Serreta mediana (Mergus serrator), Eider común (Somateria mollissima) y Arao aliblanco (Cepphus grylle) que fueron muy abundantes el resto de viaje tanto en aguas abiertas como en los puertos. A media tarde llegamos a Vardø donde pernoctamos las siguientes tres noches en un apartamento con vistas al puerto y con gran alegría nada más mirar con nuestros prismáticos encontramos nuestros primeros Eider chico (Polysticta stelleri) una de las especies objetivo que no pudimos encontrar el año anterior.

Frailecillo atlántico (Fratercula arctica)

El 10 de mayo cogimos un barco para ir a la isla de Hornøya, también estaba nevada en cuanto subías a 10 metros de altitud pero la colonia de cría estaba rebosante de vida con sus varios miles de parejas de Gaviota tridáctila (Rissa tridactyla) y de Arao común (Uria aalge), en menor número también había parejas reproductoras de Arao de Brünnich (Uria lomvia), de Gaviota argéntea (Larus argentatus), Gavión atlántico (Larus marinus), Frailecillo atlántico (Fratercula arctica), Alca común (Alca torda) y Cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis).



Otras especies que pudimos observar fueron Bisbita ribereño (Anthus petrosus), Cuervo grande (Corvus corax), Eider común (Somateria mollissima), un grupo de Foca gris (Halichoerus grypus), Negrón común (Melanitta nigra) y Arao aliblanco (Cepphus grylle).

Estatua en los alrededores de Vardø

Por la tarde recorrimos la isla y el puerto de Vardø donde encontramos más Eider chico (Polysticta stelleri), Pato havelda (Clangula hyemalis), una pareja de Porrón bastardo (Aythya marila), un Gavión hiperbóreo (Larus hyperboreus), Págalo rabero (Stercorarius longicaudus) y Ánsar común (Anser anser).

Carretera de Vardø hasta Kiberg

El 11 de mayo fue el día más malo de todo el viaje ya que no paró de nevar en medio de fuertes rachas de viento que no permitían estar mucho rato fuera del coche, la carretera a Hamningberg estaba cerrada por nieve pero hacia el interior del fiordo de Varanger la cosa no mejoraba mucho, en el tramo de Vardø hasta Kiberg la carretera casi no se distinguía y era necesario guiarse por los jalones rojos que marcaban el trazado.


Video: conducción en el ártico.



Macho de Eider real (Somateria spectabilis) y Serreta grande
Desde el dique del puerto de Kiberg vimos en un mar azotado por olas de 4 o 5 metros grupos de Cormorán grande (Phalacrocorax carbo), Cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis), varias hembras y jóvenes de Eider real (Somateria spectabilis) y Negrón común (Melanitta nigra).

Escribano nival (Plectrophenax nivalis)

Eider común (Somateria mollissima)

La siguiente parada la hicimos en la bahía de Skallelv donde desemboca un torrente y allí vimos un montón de especies entre las que destacaré Ánsar campestre (Anser fabalis), Ánsar común (Anser anser), Cisne cantor (Cygnus cygnus), el único macho de Eider real (Somateria spectabilis) que vimos en todo el viaje, un nutrido grupo de Escribano nival (Plectrophenax nivalis), Gavión hiperbóreo (Larus hyperboreus) y toda una rareza tan al norte, dentro del círculo polar ártico había un Gorrión molinero (Passer montanus). Otras especies que vimos fueron Pigargo europeo (Haliaeetus albicilla), Serreta grande (Mergus merganser), Serreta mediana (Mergus serrator) y Pato havelda (Clangula hyemalis).

Tundra en Båstfijor

Eider real (Somateria spectabilis) 

En Vadsø a las especies anteriores añadimos un buen grupo de Eider chico (Polysticta stelleri) y zarapito trinador (Numenius phaeopus). En la península aprovechamos que dejó de nevar y bajó el viento para acercamos a la torre metálica donde ancló el dirigible italiano de la primera expedición aérea que sobrevoló el Polo Norte. 

Ultimos abedules antes de subir a la tundra de Båstfijor 

El 6 de mayo de 1926 de aquí partió la aeronave de construcción italiana que fue bautizada como Norge, estaba conducida por el ingeniero también italiano Umberto Nobile, en representación de los patrocinadores de la expedición viajó el explorador norteamericano Lincoln Ellsworth, capitaneaba la expedición el explorador Roald Amundsen, sus 16 tripulantes alcanzaron el polo norte el día 12 y el 14 de mayo llegaron a la aldea esquimal de Teller en Alaska finalizando la aventura.

Torre para anclar dirigibles que sobrevolaron el polo norte

Arao común (Uria aalge)

Dos años después, el 5 de mayo de 1928 volvió a salir de aquí el dirigible Italia que dirigido por Umberto Nobile tras regresar al polo norte se perdió, el 24 de mayo Roald Amundsen intento ir en su rescate a bordo del hidroavión francés Latham pero se estrelló, provocando la muerte del explorador y del resto de tripulantes. Con el frío y la mucha nieve solo pudimos observar 9 Liebre variable (Lepus timidus), el año pasado aquí mismo pudimos ver un buen montón de especies que todavía no habían llegado en esta primavera que no llegaba, según registros era la más fría de los últimos 32 años.

Fiordo de Vesterbotn

El 12 de mayo recogimos los equipajes y cargamos el coche para dirigirnos a nuestro próximo alojamiento en Skippagurra a orillas del río Tana, desde allí nos centraríamos en recorrer los fiordos del norte de la península de Varanger. A lo largo de las muchas paradas del trayecto solo añadimos al listado del viaje una solitaria Grulla común (Grus grus), el tiempo seguía sin ayudar ya que no paró de nevar y soplar un gélido viento. Por la tarde nos acercamos a la desembocadura del río Tana y pudimos observar una lechuza gavilana (Surnia ulula).

Reno (Rangifer tarandus)


Secadero de bacalao en Varanger

El 13 de mayo subimos a la tundra que separa el río Tana de los fiordos del norte de Varanger, el año pasado aquí observamos un montón de especies que criaban entre los arándanos rastreros o en los abundantes lagos mientras este año impresionaba recorrer un paraje ondulado totalmente blanco, cubierto por los más de 2 metros de nieve, un desierto blanco que solo rompía el asfalto negro de una carretera mantenida a base de máquinas quitanieves. 

Vesterbotn

Gavión hiperbóreo (Larus hyperboreus) 

Como era sábado había bastantes coches aparcados junto a la carretera para pasar el fin de semana en las muchas casetas de madera de recreo que tienen diseminadas por doquier, algunas estaban prácticamente enterradas en la nieve. Familias enteras paseaban subidas en sus motos de nieve, algunos practicaban el esquí nórdico mientras otros preferían hacer un agujero en el hielo para pescar en los lagos.

La tundra a 300 m.s.n.m

Pesca en lago helado

Las únicas especies que podían soportar estas duras condiciones eran grupos de Escribano nival (Plectrophenax nivalis) y de renos (Rangifer tarandus). Tuvimos la gran suerte de localizar un grupo de 19 Perdiz nival (Lagopus mutus) en uno de los pocos sitios donde unos raquíticos tallos de sauce asomaban por encima de la nieve, poco después bajo un cielo que por primera vez estaba azul y despejado vimos un Busardo calzado (Buteo lagopus) en vuelo planeado de prospección.
.

Perdiz nival (Lagopus mutus)

Reserva natural de Tanamunningen

Llegamos a Vesterbotn donde encontramos unos 300 Eider común (Somateria mollissima) en el fondo del fiordo, en las islas descansaban una treintena de Foca gris (Halichoerus grypus). En Kongsfijord por doquier observamos las gaviotas habituales de esta zona; Gaviota tridáctila (Rissa tridactyla), Gaviota cana (Larus canus), Gaviota argéntea (Larus argentatus) y Gavión atlántico (Larus marinus) a los que se unían araos, serretas, haveldas y negrones.

Escribano nival (Plectrophenax nivalis)

Perdiz nival (Lagopus mutus)

En faro de Kjölnes hicimos una prolongada parada para observar el paso de aves marinas que no nos defraudó ya que en 2 horas desfilaron delante de nuestros oculares Colimbo ártico (Gavia arctica), abundantes Colimbo chico (Gavia stellata), posado en el agua, no demasiado lejos, vimos un precioso adulto Colimbo de Adams (Gavia adamsii), en vuelo y siempre en dirección este pasaron Págalo grande (Stercorarius skua), Págalo parásito (Stercorarius parasiticus) y Págalo rabero (Stercorarius longicaudus). En la bahía del fiordo de Vesterbotn vimos dos nuevos Busardo calzado (Buteo lagopus) que no pudieron hacernos olvidar que por segundo año se nos resistía el encontrar un halcón gerifalte.

Reno (Rangifer tarandus)

Eider común (Somateria mollissima)

Al final de la carretera llegamos al puerto de Båstfijor donde entre mucha gaviota, eider común y araos aliblancos vimos 2 Gavión hiperbóreo (Larus hyperboreus), el primero estaba posado descansando y era enorme, casi el doble que las argénteas que tenía a su lado, poco después en una balsa del puerto vimos otro que nos hizo dudar ya que era prácticamente igual al tamaño de las argénteas que estaban a su lado, esto nos hizo dudar que no fuera una Larus glaucoides. 

Veidnes en el Kongsfijorden

De regreso añadimos a nuestro listado tres Negrón especulado (Melanitta fusca) que acompañaban a un enorme rebaño de eider común entre los que también se escondían un macho y dos hembra de Negrón común (Melanitta nigra) era significativa la diferencia de tamaño entre los negrones, destacaba el mayor tamaño y la postura erguida del especulado. En la orilla un solitario Vuelvepiedras común (Arenaria interpres) engrosó nuestra escasa lista de limícolas.

Lagópodo escandinavo (Lagopus lagopus lagopus)


Smalfijorden 

El domingo 14 de mayo repetimos la ruta del día anterior para al final desviarnos al fiordo de Båstfijor donde no añadimos nuevas especies, tampoco ayudó que estaba cerrada por nieve la carretera hasta el fiordo vecino de Syltefjorden. En el puerto de Båstfijor disfrutamos con la descarga de capturas de los barcos de pesca, básicamente eran enormes bacalaos, había barcos de bandera noruega que estaban en perfectas condiciones y también bastante pesquero ruso que parecían enormes montañas de chatarra oxidada, sorprende la dureza de estas gentes que afrontan uno de los mares más duros con esas condiciones. Era medio día y nos quedaba más de media jornada por lo que decidimos regresar al río Tana para desde allí ir al oeste, al fiordo de Laksefjorden. 

Desembocadura del río Tana en el Tanafjorden

Gaviota argéntea (Larus argentatus)

No nos defraudó el cambio forzado de planes ya que nada más empezar a recorrer el Smalfijorden a las abundantes serretas, eider común, araos aliblancos, gaviotas, haveldas y más busardo calzado añadimos a nuestra lista Porrón moñudo (Aythya fuligula), Archibebe común (Tringa totanus), Gaviota reidora (Larus ridibundus) en su área de distribución más norteña y disfrutamos observando un grupo de 6 Marsopa común (Phocoena phocoena) que pescaban en el fondo del fiordo. 

Cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis)

Tundra de Devkkeš-skáidi

En las orillas del fiordo abundaban restos de caparazones de Cangrejo rojo gigante (Paralithodes camtschaticus), este crustáceo originario del mar de Bering fue introducido por los soviéticos en el mar de Barents durante la década de 1960, ahora lo explotan comercialmente las flotas pesqueras noruegas y rusas, además gracias a su tamaño se ha convertido en una  presa codiciada para los depredadores más grandes.

Marsopa común (Phocoena phocoena)

Bacalaos del mar de Barents

Tras abandonar el extremo occidental del fiordo de Tana subimos a otra inmensa tundra de 400 metros de altitud totalmente blanca donde observamos más escribano nival, renos y busardo calzado. Llegamos a nuestro destino, a Lebesby y pusimos la guinda a la jornada con la observación de un macho de lagópodo escandinavo (Lagopus lagopus lagopus).

Busardo calzado (Buteo lagopus)

Eider chico (Polysticta stelleri)

El último día, el lunes 15 de mayo, teníamos que coger el avión en Ivalo a las 18 horas por lo que tras recoger el equipaje salimos de nuestro alojamiento en Skippagurra siguiendo la carretera 790 que va paralela al río Tana por su orilla sur. De camino paramos para disfrutar de un grupo de 6 lagópodo escandinavo (Lagopus lagopus lagopus). Ya en Finlandia, en el Neljän Tuulen Tupa añadimos a nuestro listado un grupo de Pardillo ártico (Acanthis hornemanni exilipes), un recién llegado del sur Pinzón real (Fringilla montifringilla) y en la carretera E75 otra primeriza Collalba gris (Oenanthe oenanthe).

Lagópodo escandinavo (Lagopus lagopus lagopus)

Camachuelo picogrueso (Pinicola enucleator)

Con esto pusimos fin a una semana muy intensa en el confín norte de Europa. En 7 días hemos observado 68 especies y recorrido algo más de 1.900 kilómetros. Cierro esta crónica pidiendo disculpas por la mala calidad de las fotografías ya que a la pésima luz añado como disculpa que un fuerte golpe de mi zoom Canon EF 100-400mm f/4.5-5.6L IS II USM unos pocos días antes de partir estropeó el enfoque automático. Gracias a mis amigos y compañeros de viaje Maica Alquezar, Aurelio Sanz y Gerardo Aisa.

Escribano nival (Plectrophenax nivalis)

Maica Alquezar, Aurelio Sanz, Gerardo Aisa y Rafa Muñoz


Texto y fotos de Rafa Muñoz 2017

Recorrido y principales localidades.